Atraiga el talento a su empresa con planes de Retribución Flexible.


17 Jan
17Jan

La retribución flexible, o pago en especie, es un modelo salarial que detrae parte del sueldo del trabajador a cambio de que la empresa gestione ciertos bienes y servicios que, en cualquier caso, el empleado necesitaría; como almuerzo, guardería infantil, o transporte público. Con este sistema, los servicios referidos comienzan a tributar a un nivel inferior que si fuese el empleado, de manera individual, el que los contratase. Escogiendo este modelo, el trabajador decide voluntariamente percibir una parte menor de su sueldo con la contrapartida de recibir ciertos productos que tendrían un valor de mercado más alto. 

Debido a que la empresa tiene la posibilidad de negociar el precio de algunos servicios y bienes de manera colectiva, el trabajador puede aprovecharse de las ventajes fiscales que proporciona esta economía de escala aplicada al empleado. De esta manera, destinando parte de su salario a estos servicios, acaba aumentando su salario neto.

La complejidad de nuestra sociedad actual está provocando un terremoto cultural que ha cambiado muchas de las convicciones que teníamos claras hasta el momento. Y entre toda la amalgama de nuevas ideas se encuentra el hecho de que cada vez somos más conscientes que el sueldo no sólo está formado íntegramente por la parte monetaria, y son otros los elementos que pueden completar nuestra nómina a final de mes. Son muchas las empresas las que están empezando a optar por otro tipo de modelo de retribución acorde a las necesidades del trabajador. Entre ellos aparecen los beneficios sociales como elemento ligado a políticas de recursos humanos y el employer branding para consolidar la imagen de empresa mejorando la satisfacción de los empleados y los clientes. Por otro lado, se encuentra el modelo de retribución flexible. Con este modelo, la empresa ofrece al empleado la posibilidad de elegir qué parte de su salario quiere que sea recibida como pago en dinero, o percibida en productos o servicios (hasta un máximo de un 30% del salario bruto anual del empleado).  

El trabajador, por tanto, debe ser consciente de que existen una serie de elementos a su disposición de los que puede disponer y ahorrarse gran parte de su coste gracias a este sistema de retribución flexible. Entre los bienes y servicios con una baja tributación, podemos señalar los siguientes: 

Seguro de Salud: el pago de un seguro de salud privado de hasta 500 euros anuales por beneficiario puede ser cubierto por la empresa. Por su parte, las organizaciones que se acogan a este sistema pueden deducirse en el Impuesto de Sociedades hasta 500 euros por trabajador que esté asegurado. Esto significaría según algunos cálculos, un ahorro de más de 119 euros anuales. 

Cheque restaurante: Hasta 663 euros anuales podría ahorrarse el trabajador si se acogiese a esta política de retribución, que le permitiría disfrutar de un ticket diario de comida (de hasta 11 euros diarios por comida en días laborables) a lo largo de aproximadamente unos 20 días al mes. 

Cheque guadería: el trabajador con hijos podría ahorrarse más de tres meses de guardería sirviéndose de estos cheques, ya que este servicio no tributa al IRPF, y puede deducirse, en su totalidad, por la empresa del Impuesto de Sociedades. Además, no hay que olvidar que es un gran elemento de conciliación familiar, por lo que el trabajador se sentirá mucho más satisfecho en la organización al disponer de la seguridad que le brinda este servicio. 

Transporte: Para aquellos trabajadores que no tengan transporte privado podría suponer un inconveniente desplazarse diariamente a su puesto de trabajo. La adopción de esta política supondría un ahorro de hasta 359 euros al año (el gasto máximo en transporte exento de IRPF es de 1500 euros al año). 

Formación: Aquellos trabajadores que quieran seguir formándose aún estando ya trabajando dentro de un organización, pueden seguir haciéndolo y beneficiarse de este sistema. El empleado puede ahorrarse hasta 599 euros anuales si quisiera continuar sus estudios a través de un curso de máster (la media por máster ronda los 2500 euros anuales) o a través de cursos de formación ofertados por la propia organización. Gran opción si queremos seguir mejorando la productividad del equipo. 

Estos serían algunos de los elementos puestos a disposición de los trabajadores y de los cuales puede disponer sin ver mermado su salario bruto anual y beneficiándose de todos ellos a un coste mucho más bajo que el marcado por el mercado. Sin embargo, es cierto que algunas voces han lanzado sus reservas al valorar este sistema de retribución salarial. La secretaría de Acción Sindical de CCOO , valorando positivamente estas medidas, pone el acento sin embargo, en que la adopción de estas medidas debe hacerse siempre de manera voluntaria por parte del trabajador, y que además, en todos los casos, existe la obligación por parte de la empresa de cumplir con lo pactado en el Estatuto de Trabajadores, que fija en un máximo del 30% el pago salarial en especie. Para Rita Moreno, el principal punto flaco de este sistema se encontraría en que aún no puede depender de una parte la posibilidad de cambiar las condiciones del acuerdo alcanzado y obtener dentro de uno año un estado salarial diferente sin mediar negociación por medio. 

OpenHR es la herramienta perfecta para que la empresa pueda comunicar a los empleados qué servicios y productos les pueden resultar más económicos, por tener ofertas, al pertenecer a la empresa en la que trabajan.

Además, el software de OpenHR facilita al empleado la oferta de Retribución Flexible que la empresa pone a disposición de todos sus empleados. La organización elige a los proveedores de forma independiente, sin estar sujeto a publicitar sitios externos a la empresa.

En este caso, los principales elementos que aporta el programa de recursos humanos que ponemos a disposición de los sujetos:

  • Publicidad. Se pone a disposición de los empleados un tablón de anuncios con informació de beneficios que puede percibir el trabajador por pertenecer a la organización. 

  • Un sistema de solicitudes de productos de retribución flexible para el empleado. 

  • Posibilidad de aportar información al proveedor para contratar los productos de retribución flexible que la empresa oferta a los empleados.

  • Información que se traslada al Departamento de Personal para confeccionar las nóminas y calcular el IRPF.

  • Una utilidad general que ponemos en manos de los empleados, es que puedan realizar una simulación de sus beneficios con este sistema de retribución flexible.


Si quiere saber más sobre OpenHR: PINCHE AQUÍ

(Imagen cedida por http://www.rrhhdigital.com/)